La energía solar fotovoltaica es un tipo de energía renovable que produce electricidad a partir de la radiación solar.

La energía solar fotovoltaica se produce mediante el aprovechamiento de la radiación solar, por lo tanto, es una energía gratuita que obtienes gracias a los paneles solares instalados en tu vivienda o industria.

Instalación de autoconsumo con conexión a red

Es el consumo de energía eléctrica que proviene de una instalación solar cercana a la vivienda o industria  (normalmente en el tejado de la misma). De esta forma se reduce el consumo energético de la red y, por lo tanto, un importante ahorro en la factura de la luz.

Si generas más energía de la que consumes, esta energía sobrante se vierte a la red y se compensa en tu factura eléctrica, es lo que se denomina compensación de excedentes.

Esta compensación de excedentes se realiza de forma mensual, según se recoge en el RD 244/2019.

Instalación de autoconsumo aislada

Son instalaciones de placas solares para autoconsumo que se encuentran conectadas con el interior de una red de consumo pero que no cuentan con conexión eléctrica física con la red de transporte o distribución. El almacenamiento de energía con baterías es imprescindible en este tipo de instalaciones solares fotovoltaicas, con el fin de garantizar un suministro eléctrico durante 24 horas.